Quiénes somos Procore

Carta de Tooey Courtemanche, fundador, presidente y director ejecutivo de Procore

La industria de la construcción es una de las más grandes e importantes del mundo. Tiene a su cargo la construcción, el mantenimiento y la operación de los lugares en los que vivimos, estudiamos, trabajamos e incluso jugamos. También es una de las industrias más difíciles y está marcada por la complejidad, la incertidumbre constante y el alto nivel de riesgo. Sin embargo, detrás del caos de la obra hay personas increíbles —obreros, diseñadores, programadores, ingenieros y trabajadores especializados— que están a la altura del desafío y se enorgullecen de construir el mundo que nos rodea.

El punto de encuentro entre la construcción y la tecnología

Siempre me apasionó construir y muchas veces me encontré dividido entre dos mundos que parecían totalmente desconectados: la construcción y la tecnología. En mis días de estudiante, trabajaba en un taller de muebles y en obras de construcción. Más tarde, luego de probar suerte como desarrollador inmobiliario, descubrí el mundo del software. Estar inmerso en el auge tecnológico de la década del 90 en Silicon Valley me inspiró a fundar mi primera startup, Webcage. Esta empresa permitió a compañías de la lista Fortune 1000 reemplazar sus centros telefónicos analógicos por tecnologías de intranet de autoservicio basadas en tecnología web. Fue allí que vi con mis propios ojos el impacto que la transformación digital podría tener en distintas industrias.
 
Varios años más tarde, comencé a construir mi propio hogar. Me sorprendí cuando descubrí que, a contramano del resto de los sectores, en los que la tecnología había tenido un impacto abrumador, la industria de la construcción aún dependía en gran medida de procesos manuales. Todo, desde los programas y los presupuestos de los proyectos hasta las inevitables e interminables órdenes de cambio que surgían durante la construcción, se procesaba mediante canales de comunicación cada vez más obsoletos: por fax y teléfono e incluso con lápiz y papel. En toda la industria, las prácticas ineficientes y el costo de rehacer trabajo socavaban la rentabilidad y causaban un desperdicio enorme de materiales. Entonces fundé Procore, motivado por mi firme convicción de que reunir a las personas con la tecnología correcta tenía el poder para transformar industrias completas y mejorar las vidas de muchos. Elegí el nombre Procore porque soñaba con que nuestra tecnología les permitiera a los miembros de la industria de la construcción enfocarse en sus competencias PROfesionales centrales (CORE)... en otras palabras, en su arte.
 
El producto no tuvo un gran éxito al comienzo porque, en ese momento, la industria no contaba con la infraestructura necesaria para aprovechar al máximo una oferta en la nube. De hecho, pasaron varias décadas hasta que se generalizó el uso de dispositivos como los teléfonos inteligentes y las tabletas, así como de la conectividad inalámbrica. Una vez que esto ocurrió, nuestros clientes pudieron aprovechar al máximo el poder de Procore en la obra y nuestro crecimiento realmente despegó. Nuestra plataforma ayudó a los equipos de proyectos a colaborar más fácilmente conectando a propietarios, contratistas generales, contratistas especializados, arquitectos e ingenieros en un mismo lugar. Construimos más soluciones para nuestros clientes actuales y nos expandimos para prestar servicios a nuevas partes interesadas y a los mercados internacionales.

Los constructores del mundo


Desde el primer día, lo que ha guiado a Procore es priorizar a las personas en todo lo que hacemos. Esto guía no solo la forma en que nos comunicamos con nuestros clientes y empleados, sino también el diseño de nuestros productos. También nos impulsa a crear productos centrados en el cliente y equipos orientados a la cultura de la empresa.
 
Detrás de todo proyecto exitoso hay un gran equipo. Por eso, trabajamos codo a codo con nuestros clientes para asegurarnos de que cada nueva generación de productos dé respuesta a sus desafíos. Nuestros clientes también tienen acceso a representantes de soporte reales e internos de la empresa, quienes están siempre dispuestos a ayudar en cada paso del camino.

El camino por delante


Procore conecta a todos los participantes de la industria de la construcción en una plataforma global. Esa ha sido nuestra misión desde que Procore se fundó en 2002. Reunir a las personas, los sistemas y los datos en una única plataforma para que trabajen juntos es la única forma de aprovechar todo el potencial de la tecnología para la construcción.

Cuando me preguntan cuál es mi objetivo para el futuro de Procore, mi respuesta es simple: quiero seguir brindando a los miembros de la industria de la construcción tecnología que haga que sus vidas sean más simples, seguras y productivas.

Tooey Courtemanche, CEO

Tooey Courtemanche, CEO

Tooey Courtemanche
Fundador, presidente y director ejecutivo de Procore

Procore se construyó sobre la base de tres ideas fundamentales

chat icon

Escuchar los problemas de nuestros clientes.

light bulb icon

Desarrollar soluciones de uso sencillo para estos problemas.

globe icon

Asegurarnos de que nuestros clientes puedan usar los productos de inmediato.

Procore ayuda a las empresas a aumentar notablemente la eficiencia de los proyectos y la rendición de cuentas al agilizar y movilizar las comunicaciones y los documentos relacionados con los proyectos. Los datos y la accesibilidad en tiempo real minimizan las demoras y los riesgos costosos, lo cual, en última instancia, permite aumentar las ganancias.

Con nuestro galardonado conjunto de herramientas de administración de proyectos, más de un millón de usuarios registrados de Procore en todo el mundo gestionan todo tipo de proyectos de construcción, como plantas industriales, edificios de oficinas, complejos de departamentos, instalaciones universitarias, centros comerciales y mucho más.